Por Ricardo Aronskind, publicado en https://www.elcohetealaluna.com el 08/09/2019

La última creación literaria del aparato comunicacional macrista está diseñada para mostrar a la fallida gestión de Cambiemos como una verdadera gesta estratégica, en la cual se siguió un camino muy bien trazado de objetivos materiales destinados a sentar las bases del progreso argentino.

El esfuerzo gubernamental habría sido tan extraordinario, y su concentración en las grandes tareas de cimentar el crecimiento tan obsesiva, que de pronto dejó detrás de sí, o no prestó suficiente atención, a lo que pasaba con los seres humanos que habitaban el territorio donde se estaba verificando tan extraordinaria transformación.

Por Eduardo de la Serna, publicado en el diario Página 12 el 2 de setiembre

Me dicen que “hay que” votar a Alberto porque es el único garante para que “se vayan” estos. Mirando los resultados de las PASO no cabe duda que es cierto; no hubo polarización como quería el gobierno que hubiera, pero sí bastante concentración entre dos candidatos. Tengo claro, ¡clarísimo!, que quiero que se vayan. Festejaré cuando se vayan. Pero me parece insuficiente votar a “A” para que se vaya “M”. En ese sentido no sería garantía de nada. Salvo que “M” no es “A”, pero no me basta.

Escrita por Miguel

I

Recordaba dos pasajes de sendos libros leídos en los últimos meses que reproducían dichos de un personaje alemán, tan poderoso en el mundo financiero como impúdico y políticamente incorrecto, que expresaban sin ambages opiniones extremas capaces de ponernos, de mínima, los pelos de punta.

Por Horacio González, publicado en la revista digital "La Tecl@ Eñe" -  https://lateclaenerevista.com

Es momento de preguntar si el peronismo está ahora en la situación de pensarse como un absorbente social de posibilidades de antemano no incluidas en sus yacimientos ya probados, o si es un disperso refugio que la circunstancia electoral ha armonizado, de manera fortuita. Sin embargo, prueban que esto no es así las nuevas interpretaciones que saben que se enfrentan con un mito, y lo hacen viendo esta conjunción mítica desde su lado de inspiración a la novedad política y a la creación artística.

Elaboración conjunta del colectivo Marambio

La amplitud del triunfo de les Fernández y Axel en las PASO sorprendió a propios y extraños: sólo un núcleo limitado de políticos, periodistas y analistas -que accedían a los números de algunas encuestadoras que presagiaban una victoria abultada-, se animó a explicitar su convencimiento acerca de que íbamos a vivir un domingo histórico. Eduardo Aliverti, uno de los convencidos cuyos comentarios levantaron nuestro ánimo los días previos a la elección y durante el transcurrir del mismo domingo, señalaba días atrás que las consultoras que manejaban números muy favorables al Frente de Todos preferían no darlos a conocer posiblemente amilanados por el clima de empate técnico que el oficialismo, con la ayuda de operadores financieros, encuestadores propios y medios concentrados, lograron hábilmente instalar hasta generarnos cierta sensación de zozobra el mismo viernes 9 de agosto.