Por MARIANO AMEGHINO, desde Varsovia

Una semana atrás el controvertido, polémico y reaccionario mediático Chiche Gelblum, para alimentar su imagen de periodista se acercó a la frontera entre Polonia y Ucrania. A los 5 días volvió. El balance de las noticias que acercó, o el sedimento que quedó en la memoria colectiva de esta corbertura fue “lo confundieron con un refugiado, le ofrecieron un plato de comida caliente”.

Add a comment

 

Por Mariano Ameghino, especial para Revista Marambio 

Varsovia - 12 de Marzo.

 

Hay un dicho Polaco que reza que “si no se entiende la discusión, seguro es un problema de dinero” y así muchos definen lo que está ocurriendo entre Rusia y Ucrania. Mientras me lo comentaban no podía dejar de acordarme de Don Arturo Jauretche cuando nos enseñaba que “en economía si no entendés lo que te quieren explicar, es porque te están metiendo la mula”. 

Add a comment

Por Víctor  León Donoso,  especial para Marambio desde Santiago de Chile

 

“Ustedes ya lo saben, yo vengo del sur de Magallanes, casi tocando la Antártica y tengo 35 años. Y se y tengo claro que la historia no parte con nosotros. Me siento heredero y siento que nuestro proyecto es heredero de una larga trayectoria histórica, la que desde diferentes posiciones han buscado incansablemente la justicia, la ampliación de la democracia, la defensa de los derechos humanos, la protección de las libertades, esa es la familia grande que me gustaría ver de nuevo reunida en esta nueva etapa que hoy día iniciamos, porque estamos en un cambio de ciclo histórico  y no lo podemos desaprovechar”.

Add a comment

Por Andrea Cardoso

Las recientes elecciones en el Perú han tenido en vilo a variados sectores de nuestra región, así como también la -quizás- tardía confirmación del resultado final que anunciaba un empate técnico entre los dos candidatos, José Pedro Castillo Terrones por el Partido Político Nacional Perú Libre y Keiko Sofía Fujimori Higuchi por Fuerza Popular.

Add a comment

SE RENOVÓ LA PASIÓN POR MI PRIMER AMOR

Por Alejandro Goldín

Después de más de 3 décadas de resignada distancia -que solo acortaba un poco su grandiosa gastronomía- el primer país que conocí de pibe, al que viajé reiteradas veces para visitar a parte de mi familia exiliada en Lima, fue sacudido por un nuevo viento de izquierda cuya llama reanimó emotivos recuerdos infanto-adolescentes.

Add a comment