Por Alejandro Goldín

Después del gran triunfo electoral en la que el binomio del MAS Evo Morales-Álvaro García Linera consiguió su segunda reelección la extrema derecha local conducida por La Embajada y la OEA presidida por  Luis Almagro como su apéndice como maquillaje institucional supranacional, desconocieron el resultado electoral denunciando fraude y convocando a una sublevación golpista que contó primero con la complicidad policial y luego el apoyo del Ejército. Al igual que las protestas de la extrema derecha venezolana contra Chávez y Maduro, las de la extrema derecha racista y xenófoba boliviana fueron muy violentas. La inacción policial convirtió a toda Bolivia en una zona liberada en beneficio de la ofensiva golpista a tal punto que las vidas de Evo y Álvaro estuvieron seriamente en peligro, obligando a que ambos, Presidente y Vicepresidente en ejercicio y reelectos, tuvieran que abandonar su país para no ser asesinados. En ese salvataje jugaron un rol clave el presidente de México Andrés Manuel López Obrador y el presidente electo de Argentina Alberto Fernández que intervinieron para que Evo y Álvaro pudieran escaparse a México.  Otro hubiese sido el cantar si el Gobierno legítimo hubiera contado con las fuerzas de seguridad para mantener el orden público y el respaldo de las Fuerzas Armadas al legítimo proceso electoral y a la Constitución Nacional.

 

Add a comment

Por Alejandro Goldín

El Kirchnerismo revivió al Peronismo y recuperó su identidad.

Add a comment

Por Alejandro Goldín

Axel es culpable. No cabe duda que por culpa suya nos estamos perdiendo de horas de TN, América 24, "El Trece" y TELEFE, de tapas de Clarín, La Nación, Perfil y la revista Noticias y de innumerables notas en varios portales, especialmente el de La Embajada.

Add a comment

Hilo de twits de Alberto Fernández el domingo 21/02

Es público y notorio que he debido tomar una decisión ante un hecho reprochable. Lo sucedido en el Ministerio de Salud fue un hecho que aunque excepcional no puede avalarse.

Ello es así aun cuando los vacunados estaban en condiciones objetivas (por la edad o las condiciones físicas) de recibirlas.

Sin embargo no puedo dejar de observar que sobre esas personas se ha montado un escenario mediatico de escarnio público y no quiero avalar con mi silencio semejante proceder.

Guardo por Gines G. Garcia mi sincera gratitud. Ha sido una persona fundamental para que la pandemia no arrecie sobre los argentinos. Ha sido capaz de poner de pie un sistema de salud quebrado y de darle a cada argentino la atención pertinente cuando el virus lo hizo víctima.

Add a comment