Imprimir
Visto: 369

COMUNICADO DEL PERONISMO MILITANTE

Asistimos a una nueva campaña de odio, esta vez avalada por un comunicado oficial de la alianza Juntos por el Cambio, que, irresponsablemente, intenta utilizar el asesinato de una persona para atacar a la compañera Vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner. No por reiterado, el mecanismo deja de ser agraviante. Por eso expresamos nuestra solidaridad con la dos veces Presidenta de la Nación.

 

Pero, además, señalamos que, con esta actitud miserable, se oculta que Fabián Gutiérrez no era testigo protegido y no era secretario de Cristina desde hace 15 años, así como que fue presionado para declarar como “arrepentido” y que, además, no aportó nada a la causa, pues sólo pudo referir “conjeturas”, según sus propias palabras, lo cual agrega un factor aun más delirante al intento de forzar un nexo político en un hecho policial simple y plagado de pruebas que apuntan a los autores del crimen.

 

Peor aun, Juntos por el Cambio demuestra, con su comunicado, un absoluto desprecio por la vida democrática. No extraña. Llevan años violentando el espíritu de los argentinos. Pero ahora, en medio de la difícil situación que la crisis sanitaria impone, para colmo sobre las ruinas de país que el gobierno de Mauricio Macri dejó, el mínimo sentimiento de patriotismo y solidaridad debería inhibir a los integrantes de esa fuerza política de intentar dañar con tanta saña la convivencia democrática.

 

Quizás podrían haber empezado por repudiar días atrás las expresiones del presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, quien afirmó desear escindir a su provincia de la Argentina. Lejos de eso, Cornejo es uno de los firmantes del comunicado violento de Juntos por el Cambio. Si el pueblo argentino experimentó en carne propia el dolor de padecer un gobierno carente de solidaridad, ahora puede confirmar que a la fuerza que lo dirigió tampoco le interesa el destino de la Patria.

 

Esperamos que partidos políticos, organizaciones, sindicatos, en definitiva, el conjunto del arco político y social, exprese sin titubeos el ineludible repudio a este atentado a la convivencia nacional. Desde el Peronismo Militante, lo hacemos convencidos de que resulta imprescindible para frenar la estrategia de violencia antidemocrática que un sector de la oposición alienta con el objetivo de desestabilizar a un Gobierno que, luego de la devastación macrista y en medio de la pandemia, construye la casa común para poner a la Argentina de pie.