Imprimir
Visto: 284

El referente del Movimiento Evita pide por la unidad opositora: "No es un problema de nombres sino de ganarle a Macri".

 

Nota publicada en www.eldestapeweb.com, realizada por Augusto Taglioni el 18 de Febrero.

 

El dirigente nacional del Movimiento Evita, Fernando “Chino” Navarro, pasó por la ciudad de Mar del Plata para encabezar diversas actividades políticas. Reunión con empresarios, clubes de barrios, mujeres emprendedoras y hasta una masiva marcha de organizaciones sociales, contaron con la presencia del ex diputado bonaerense.

En ese marco, conversó con El Destape sobre el año electoral que hay por delante, sostuvo que “las PASO son indispensables para movilizar a cientos de miles de compatriotas”, planteó que “hay gente enojada con Macri y la política” y pidió por la “unidad de todo el peronismo”. Con Felipe Solá como candidato, aseguró que hay que darles respuesta a los más humildes y discutir la relación con los grupos económicos sin un espíritu revanchista y de confrontación.

- ¿Cómo se hace para enfrentar el enojo de la sociedad con la política?

- Es difícil. Cuando fui a Parque Papa charlé con un grupo de mujeres sobre la realidad económica. Ellas tenían un sueldo de 25 o 30 mil pesos, no es fabuloso pero es importante, y ellas me decían que ninguna llegaba a fin de mes. Hablaron pésimo de Macri, pero cuando le pregunté qué pensaban de la política me dicen 'son todos chorros' y me mira como si yo también lo fuera. Yo le dije que no era chorro y que no todos los políticos lo eran, pero entiendo el planteo porque evidentemente no pudimos darle respuesta. La relación entre el pueblo y la política o entre el pueblo y los gobiernos es como una relación amorosa que se desgasta. No podés mantenerlo vivo con la nostalgia del pasado. Hay que recomponer eso escuchando, siendo humildes y reconociendo errores.

- ¿Cuáles fueron los errores más importantes que cometieron?

- Yo quiero mirar al futuro porque quiero ganarle a Macri, pero hay tres cuestiones centrales que son parte de la vida cotidiana de la Argentina: inflación, pobreza e inseguridad. A la pobreza no la pudimos eliminar, pero la bajamos, aunque dijimos teníamos menos pobres que en Alemania, lo dijimos una sola vez pero Clarín y La Nación se encargaron de multiplicarlo millones de veces y eso las personas lo escucharon millones de veces. Nosotros lo que tenemos que decir es que sí, había pobres, no pudimos resolverlo y convocar a todos para poder hacerlo. Nos equivocamos porque creo que nunca entendimos la profundidad de la pobreza, ese no es un problema nacional sino global.

Con la inflación, dijimos que había 10 o 12 por ciento de inflación. Después las paritarias y los aumentos de jubilaciones y asignaciones aumentaban por arriba del 30 pero en la pelea discursiva, perdimos.

Además, el impuesto a las ganancias y la idea de la sensación de inseguridad sumado a todas las mentiras y las falsas promesas del macrismo, y al haber un alto nivel fragmentación hicieron que el ciudadano se preocupe por su metro cuadrado, sus cosas, su reja, su trabajo y su dinero con la idea de que el Estado no hizo nada para que esté bien. Eso hay que reconstruirlo porque el Estado te da mucho pero no te da todo porque en los 13 años los pobres bajaron y los sectores más humildes tenían dinero para consumir pero seguían viviendo en un barrio sin cloacas, la mayoría seguían inundándose, muchas escuelas no abrían varias veces por semana, en los hospitales a veces no habían médicos, no estábamos en una panacea. El error es pensar que la lógica es yo te di, vos me votas y no, la relación es día a día para seguir involucrando al sujeto de la realización de las cosas. Creo que es mejor arrojar las dudas al aire que pensar que la tenemos clara y ganamos de taquito.

- Todos hablan de unidad. ¿Cómo tiene que ser?

- La unidad es con todos, no le pongo ningún límite ni veto a nadie.

-¿Incluis a Massa, Urtubey y Lavagna?

- Todos, no es un problema de nombres sino de actitud de ganarle a Macri. Hay quienes dicen que uno voto tal cosa o se sacó foto con fulano. Todos cometimos errores, nadie puede tirar la primera piedra. Por eso, hoy se necesita que quieran ganarle a Macri y para eso es muy importante que cuatro o cinco dirigentes argentinos que tiene mucha responsabilidad se junten a charlar. Cristina Kirchner, Sergio Massa, Roberto Lavagna, Felipe Solá, dirigentes gremiales como Moyano, Lingeri, Rodriguez, Hugo Yasky, empresarios. En algún momento se tienen que juntar pero no para la foto o en una reunión que se haga en una cancha de fútbol. Si vos no te juntas y escuchas y no sabes que opina uno del otro no podes hacer política mandándote mensajes encriptados o entre lineas en un reportaje en televisión o radio.

-¿Y si eso no es posible?

-Habrá que empujar desde abajo, no solamente desde la política sino con el consenso que hay en la calle, ese es un dato positivo que confirmé en Mar del Plata. Todos los vecinos te piden unidad, entonces, pensemos ideas y programa. No pido el libro gordo de petete sino tres o cuatro puntos.

-¿Cuáles debieran ser los ejes programáticos?

-Para nosotros que tenemos a Felipe Solá como candidato, creemos y estamos convencidos que el gobierno que le gane a Macri tiene que ser de transición, tiene que estar cuatro años y lo tiene que empujar una sola bandera que es la de la unidad nacional. ¿Qué significa esto? Que no hay que ir por el vuelto, por la revancha sino construir puentes y sanar las heridas porque reconstruir a la Argentina va a requerir de una unidad nacional mas grande de la cantidad de gente que nos vote. Si logramos 53 por ciento, para gobernar y reconstruir vamos a necesitar el apoyo de un 70 por ciento porque vamos a recibir un país endeudado, en crisis, con un contexto internacional hostil y con muchas dificultades que van a presentar los grupos económicos. ¿Qué hacemos con los grupos económicos? La Sociedad Rural, Clarin, AEA…¿Movilizamos y nos peleamos? Yo preferiría sentarme con firmeza y el respaldo de la mayoría que nos vote y plantearle un programa en dónde resolvamos la pobreza y educación en diez años. Por su puesto que yo no niego la importancia de re-negociar con el FMI, de tener superávit gemelos y resolver la inflación, pero no podemos pedirle más sacrificios a nuestro pueblo y que los jubilados y docentes sigan siendo variable de ajuste porque tenemos que ser serios y tener seguridad jurídica para que vengan inversiones. Esa no me la creo más, por más que el próximo presidente sea el compañero que más quiera, hay que darle respuestas a los jubilados, a los que cobran el salario mínimo, vital y móvil y lograr que los planes sociales se conviertan en trabajo registrado.

Sin trabajo organizaremos una sociedad muy cruzada por la violencia y la injusticia. Ese es mi programa, no es tan difícil, no estamos planteando viajar a la luna, es sentido común, gobernar para todos.

-Si la crisis es tan grave, ¿Por qué Macri sigue competitivo?

-Porque han encontrado un diseño muy inteligente para enfrentarnos. Ellos te plantean la ley de aborto y te dividen en pañuelos verdes y celestes, ley de imputabilidad juvenil, nos dividen entre los que defendemos a los pibes y los que quieren mano dura, te plantean Venezuela y otra vez te dividen. Nosotros somos muy giles y entramos en todas en lugar de discutir los problemas reales de la gente. El otro escenario que te presentan es Macri vs Cristina y ahí te meten la corrupción, las mentiras del INDEC, Nisman y no sé cuantas cosas mas que hace que muchos argentinos crean que Macri no hace otra cosa más que ordenar el quilombo que dejamos nosotros. ¿Cómo rompemos esa lógica?, dejando claro que la pelea no es Cristina contra Macri sino todo el pueblo argentino que quiere que el presidente se vaya.

-Si Cristina es candidata se hace difícil que esa lógica se revierta..

-Si Cristina es candidata tiene la obligación de no dar la pelea cuerpo a cuerpo en términos personales como si fuera su legado contra el discurso de Macri, porque eso puede lograr que Macri gane o que ganemos nosotros pero en una situación de conflicto permanente, y eso lo van a pagar los argentinos. Nosotros tenemos que ayudar, no es un problema personal de ella.

-Sería otra Cristina..

-No sé, yo tengo mucho respeto por su inteligencia y sensibilidad y apuesto a que todos queremos ganarle al gobierno para reconstruir la Argentina y todo el daño que hizo Macri lo podamos resolver. Cuando te digo que hay que curar heridas y construir puentes es porque me parece que no hay lugar para ir por el vuelto. Vayamos por lo que podamos en el marco de construir la equidad y en un contexto de mediano y largo plazo poder terminar con la pobreza. Es fácil decirlo, el tema es como lo haces, con qué política de alianza, como construir con la Iglesia y como te vinculas con los grupos económicos. Te doy un ejemplo antipático, la Sociedad Rural, ¿coincidimos en que la economía agropecuaria con sus exportaciones es la que mas divisa genera en Argentina? ¿Tenemos un problema de divisas? ¿Cómo lo resolvemos? Agudizando la confrontación y peleando como en la 125 o intentando desde la fortaleza del voto popular y apelando a la racionalidad y el sentido común. Me inclino por lo segundo, ese es el debate que nos debemos.

-¿Te gustaría una interna entre Cristina y Solá?

-La Primaria Abierta Simultánea y Obligatoria es indispensable, sea o no sea candidata Cristina. Ya sea para dirimir programas como para movilizar cientos de miles de argentinos. No podemos dejar semejante en crisis en manos de las estructuras políticas.